La economía de la Eurozona un año después de que Rusia invadiera Ucrania

The Eurozone economy one year after Russia invaded Ukraine

Hace un año, Rusia lanzó una invasión injustificada de Ucrania. La guerra causó un severo shock a la economía mundial, especialmente a los mercados de energía y alimentos, reduciendo el suministro y elevando los precios a niveles sin precedentes. La guerra exacerbó enormemente las presiones inflacionarias. Las tasas de inflación aumentaron no solo en Europa sino en todo el mundo. La economía de la zona euro es muy abierta en comparación con otras regiones económicas, lo que la hace vulnerable a las interrupciones en los mercados globales y las cadenas de suministro. Los países europeos dependen en gran medida de las importaciones de energía rusas, que representan más de la mitad del consumo de energía de la eurozona en 2020. Antes de la guerra, Rusia era el principal proveedor de recursos energéticos (petróleo, gas, carbón) a Europa. Ucrania también desempeñó un papel importante en la importación de trigo, alimentos y fertilizantes a la zona euro. Dada la alta dependencia de la zona euro de las importaciones de energía, el aumento en el precio de la energía importada condujo a un fuerte aumento de los costos, lo que resultó en precios más altos para todo, desde comida hasta coches.

Como resultado, en diciembre de 2021, el BCE comenzó a normalizar la política elevando las tasas de interés y reduciendo su balance. Los gobiernos europeos también han hecho mucho para reducir el impacto de la crisis del costo de la vida. Para no sorprender demasiado a los consumidores nacionales, los países de la UE tuvieron que compensar los altos precios con los presupuestos estatales. Según el think tank belga Bruegel, subsidiar los precios del gas, la electricidad y la gasolina le ha costado a la UE 600.000 millones de euros desde septiembre de 2021.

Los países europeos comenzaron urgentemente a buscar un reemplazo barato de gas y petróleo ruso. Se consideraron tres formas de reducir la dependencia de Rusia: diversificación de los suministros, eficiencia energética y desarrollo acelerado de la energía renovable. En términos de diversificación, se incrementaron las compras de gas natural licuado (GNL) a proveedores como Estados Unidos, Qatar, Noruega y Argelia.

También hubo sanciones contra Rusia y los recursos energéticos rusos. En 2022, el consumo de gas natural en la UE disminuyó casi un 20 %, lo que ayudó a la UE a hacer frente a la reducción de las importaciones de gas procedentes de Rusia, en parte debido a las sanciones de la UE. También ha aumentado la inversión en energía verde para reducir la dependencia energética de la UE. Los esfuerzos para ahorrar energía y diversificar los suministros de energía han reducido drásticamente los precios del gas natural en los últimos meses. Como resultado, las presiones inflacionarias han comenzado a caer, Y la economía ha mostrado una resistencia inesperada. En consonancia con la notable resistencia de la economía en general a los efectos de la guerra, el desempleo ha caído a su nivel más bajo desde la creación de la Unión Económica y Monetaria. Es probable que la UE evite una profunda recesión, incluso cuando la energía esté por las nubes. La disminución de la confianza y el aumento de las tasas de interés pesan sobre la economía. El Fondo Monetario Internacional elevó su pronóstico de crecimiento para el bloque, citando una resistencia inesperada.

A pesar de estas señales positivas, es importante recordar que la guerra todavía plantea riesgos económicos significativos y podría hacer que los precios vuelvan a subir, especialmente para la energía y los alimentos. Durante el año, Rusia redujo sus suministros de combustible azul para causar una crisis económica a sus oponentes europeos. Aun así, no hubo un "Holodomor" o "congelación de Europa" sobre el que los medios rusos propagaran tanto. Moscú buscó desestabilizar el sistema energético de la Unión Europea y hacer que su apoyo a Ucrania fuera desventajoso. Pero el clima cálido ayudó a los europeos a superar este invierno con éxito. Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por delante, ya que la UE ha proporcionado independencia energética de Rusia en solo 2/3. Pero los estrategas creen que Europa podrá reemplazar casi por completo los recursos energéticos rusos en los próximos dos años.

Todo el mundo civilizado se ha unido contra Rusia. Rusia ahora tiene el mayor número de sanciones en el mundo: 14.081 (2.754 antes de la guerra). Irán, por ejemplo, tiene el segundo mayor número de sanciones con 4.191. La economía de Rusia resiste el ataque solo debido a las reservas acumuladas y la venta de recursos energéticos a países asiáticos como India y China. Pero los ingresos de Moscú han caído sustancialmente y continúan cayendo. Cada vez es más difícil sostener la guerra, mientras que Estados Unidos, la UE y la OTAN solo están aumentando el apoyo militar y financiero a Ucrania. Y la economía europea vuelve a ser fuerte y vuelve a crecer. El resultado de la guerra ya está predeterminado. Rusia solo tiene dos opciones: aceptar la derrota y retirar sus tropas de Ucrania o ir hasta el final, utilizando el último argumento: armas nucleares, que podrían conducir al comienzo de la Tercera Guerra Mundial. También hay una tercera opción: al amenazar con armas nucleares, Rusia puede obligar a Ucrania a renunciar a parte de sus territorios (regiones de Donetsk y Luhansk) y reconocer a Crimea como rusa, según el escenario coreano del paralelo 38. El tiempo dirá cómo terminará. Pero todo el mundo ya entiende quiénes son los rusos y que el "rashismo" es peor que el "nazismo".

Que tengas buen trading.

Últimos artículos
Todos los artículos
¿Qué es una estrategia de trading market neutral?
Una estrategia de trading market neutral es una estrategia de inversión que busca beneficiarse tanto del aumento como de la disminución de los precios de los diferentes valores, al tiempo que minimiza el impacto de los movimientos generales del mercado.
Leer más